¿Quién era yo antes de olvidar quien soy ahora?

4.1.10

El Amor

Marciana: ¿De dónde nace o porqué surge el amor? Es decir ¿cuál es su naturaleza y cómo es su origen? Algo de la naturaleza del amor es que sin duda es un vínculo, y si vincula implícitamente estámos hablando de dos o más elementos; amor a Dios, amor a la familia, amor a una pareja, amor al planeta, etc. Creo que el amor es una fuerza que existe por si misma, es decir, no tienen que existir humanos para que exista el amor, sino que si los humanos no existieran seguiría existiendo incluso en algunos animales, aunque estos mismos no lo conceptualizaran ni le llamaran amor, por ejemplo las relaciones entre madre e hijo en casi todos los mamíferos, hay un apego, el apego es entonces la fuerza amor, pero el amor es mucho más que eso, es decir, el apego es fecto de la fuerza amor, es parte de la manifestación de dicha fuerza y es todavía mucho más que simple apego, tiene que ver también con un sentimiento o sensación de seguridad, confianza, satisfacción, comfortabilidad y hasta plenitud. Puede que resulte más natural el amor entre madre e hijo porque dicho vínculo es natural y ya dado, es decir, el simple hecho de nacer me une a mi madre, une una existencia con la otra, un ser con otro ser, luego sigue el amor a la familia, porque nacemos en y dentro de una y lo más naturalmente sano es que la amemos y que está nos ame a nosotros, y ese amor, esa fuerza es el vínculo. La amistad más que un grado de dicha fuerza como vínculo, es una forma de la fuerza amor, existe un vínculo entre dos o más personas (seres) pero se manifiesta diferente al de la madre o el resto de la familia, diferente incluso y sobre todo al amor a una pareja, el amor a una pareja es quizá, sino el más peculiar sí el que tiene una peculiaridad especial, puesto que va ligado al deseo sexual, es decir otra manifestación de dicha fuerza, otra manifestación del vínculo, del querer vincularse, es quiza que por esto el amor pasional es más impulsivo, más salvaje a veces. Ya en la Grecia clásica, clasificaban la fuerza amor en distintas manifestaciones; Afrodita como el amor sensual, Anteros como el amor correspondido y Eros como dicha fuerza de atracción, como el vínculo. Es por eso que sólo para que Gea y Urano pudieran unirse y concebir hizo falta el nacimiento del Eros a partir del Caos. Sería ridículo y ególatra pensar que existe amor porque existen humanos, más bien existen humanos porque existe el amor. Amor es sólo una palabra, una conceptualización y por supuesto tan sólo una abstracción de esa fuerza que vemos manifestada en el mundo (tal como lo veían los griegos y otras culturas, por supuesto) en la realidad, y es una fuerza tan grande, tan profunda, tan sublime y tan divina que por más inteligencia o nivel científico o de conocimiento que hemos desarrollado, aun no hemos logrado explicar ni lo lograremos nunca, puesto que las palabras no nos alcanzarían y seguirían siendo insuficientes. Por eso creo que una de las principales formas en que puede adjetivarse al amor es de inefable, el amor es inefable ya que no puede decirse con palabras. Ya lo dijeron antes: "El amor no puede decirse son palabras, el amor de dice con sonrisas y miradas" El amor se siente y se demuestra con acciones que posibilitan y fomentan el vínculo, lo que define el tipo de vínculo y viceversa, simultáneamente, el tipo de vínculo será el tipo de amor como una relación universal y diálectica. Si el vínculo con la madre va implícito y está ya dada en el necimiento, el vínculo con los amigos estará más propiciado por el compartir cosas y momentos, mientras que lo que hace singular al vínculo entre una pareja será el vínculo sexual (no será el único, pero sí el que lo definirá) DE manera física el amor puede verse como una ley de atracción dinámica, lo veo lo lo reconozco en la manera en que se sostienen los planetas en el sistema solar y los astros en el cosmos, las estrellas en el universo, lo reconozco en las partículas ínfimas como el átomo y sus electrones, y por supuesto veo esa fuerza en el hombre y las sociedades. Muchos dicen que el amor no existe, y que lo que mueve al mundo son otras fuerzas como el dinero, el poder o el sexo, pero yo no lo veo así, yo más bien pienso esto obstruyen dicho movimiento, lo frenan, lo entorpecen y a pesar de que obstruyen dicho movimiento, el mundo sigue en marcha, puesto que la fuerza amor es tan grande, pero tan grande (aunque se escuche todo cursiliento) que es lo que hace que el mundo no pare por completo y este diga moviéndose y girando, y cuando me refiero al mundo me refiero al planeta con sus humanos que somos. Tan sencillo como decir que si ya no existiera una pizca de amor en el mundo hace tiempo que ya nos hubieramos jodido, que ni el dinero, el poder y el sexo juntos podrían reestablecer el orden de nuevo, sino más bien son estos los elementos en mayor medida colapsadores, elementos materiales o prácticos que reflejan sin duda la debilidad de dicha fuerza cósmica, debilidad que en la actualidad permitimos y propiciamos, amenazando con esto a nuestra propia existencia, fomentando nuestra propia extinción, como raza, como especie, anulando dicho vínculo. Por eso, si nos chingamos no estariamos acabando con el amor, sino con nosotros mismos, porque como lo he dicho antes, los humanos podrán dejar de existir, pero el amor, como esa fuerza cósmica, universal y pura seguirá existiendo; en los átomos, en las moléculas, en los elementos, en los tejidos, en los organismos, en la naturaleza del planeta, en los astros, en las estrellas y las galaxias, en el universo o quien sabe, a lo mejor en los universos, en la vida, sencillamente en la existencia. Por eso el amor va ligado también a la conciencia. No estamos en el centro ni en una orilla, sólo ocupamos un lugar en la banda o cinta de Mohebius que es el Cosmos, sin amor no hay conciencia, sin conciencia no hay amor, sin amor ni conciencia no hay humanidad, sólo si desarrollamos el amor y la conciencia conoceremos la dicha de existir y comprender y ser uno con el TODO, y por endegozar al máximo la individualidad que es cada ser humano en la tierra. Sin duda falta amor, suena como a canción (creo que las hay) el amor está opacado; amor a la vida, amor a la tierra, amor a las criaturas, amor a las plantas, amor a los padres, a nuestros hermanos los hombres. Suena muy hippie todo esto, pero es la neta. El amor no se siembra sólo predicando al amor, no hace falta ser hippie para darse cuenta de esto, hace falta ser humano, que implica genera conciencia, no somos concientes plenamente, creemos que somos concientes, pero estamos dormidos, yo mismo que escribo esto ahora mismo me encuentro dormido, y no es iddealismo, es realismo, es darte cuenta de la realidad y saber que puede ser cambiada, transformada, porque la realidad es plástica y no rígida, es dinámica y no inmutable. Tal vez los rígidos somos nosotros que no queremos cambiar, es más fácil quedarse en la comodidad de creer que las cosas son así, que han sido siempre y asi siempre seguirán... ¡pues que aburrición, que gris, un mundo así no me anima, un mundo cerrado, rígido, esquemático es peor que el infierno o viene siendo un infierno terrenal; niños con hambre, sin casa, sin padres;heridos, huerfanos, muertos de guerra, abusos desigualdad del hombre por el hombre, desintegraciones familiares, hermanos peleando con hermanos, en discordia con los padres, mujeres subyugadas por hombres; animales, plantas rios, mares no respetados, extintos, un planeta como una casa, como un hogar, destruido. Es matar la vida, es cerrar nuestro universo, no es idealismo, es muy realista esto que digo. La utopía siempre parece imposible cuando se vive en una realidad y un mundo distópico. Yo prefiero mil veces que me tachen de idealista, utópico, raro o loco por pensar así a tener que aceptar la cerracón de este mundo, provocada por la cerrazón de los demás que a la vez y lamentablemente, a veces propicia la cerrazón mia, prefiero seguir creyendo en mi Universo de infinitas posibilidades, buscandolo, creándolo. Espero no olvidarlo, espero comprenderlo y experimentarlo cada vez más y mejor para seguirme asombrando como se asombra un niño, y poder transmitir ese asombro a mis hermanos, tal vez al sentir eso se sentirán otra vez como niños y creer, o mejor dicho, saber, tener la certeza de que todo es posible, que no hay barreras entre lo fantástico, la fantasía y la realidad, que hay infinidad de posibilidades que están a nuestro alcance y desconocemos tan sólo por tener la mala costumbre o manía de no abrir nuestra mente ni nuestro corazón. Por eso no quiero olvidar esto, no quiero olvidarlo nunca, a la vez que compartirlo. Tal vez por eso escribo estoy, porque lo más difícil es recordarlo y comenzar a cambia uno mismo, no dejarse engullir y devorar por este monstruo mundo, bizarro y perverso, hay que empezar a vibrar de otro modo, distinto, en sentido inverso, contagiar a los demás y juntos procurar estar despiertos. Un mundo donde no hay límites ni barreras ni paredes invisibles, un mundo como tú quieras, donde desarrolles todas tus potencialidades de ser humano; artista, científico, filósofo... potencialidades que tienes y que no has descubierto, que están dentro tuyo como semillas dormidas esperando el adecuado momento, el adecuado aliento y hálito de vida, muchos hombres así, muchos hombres completos, muchos hombres concientes, muchos hombres despiertos no es un mundo imposible, tal vez sólo un mundo difícil. Porque no hay cosas imposibles para un hombre libre, ni mundos imposibles para una humanidad conciente y libre. Un mundo así es posible para un ser, una esencia libre, y el amor también va ligado a la libertad, eso creo yo, eso yo sé. Te quiero.

1 comentario:

morfema dijo...

cambié mi skin de música quedó bien chidito hehehe miraa miraaa

jeje
como pongo fotoooss?? eee dimeee dimeeee :)

Mi foto
El espacio, Velkrón
Anárquicoutópiconihilistadispersomistiscifilosóficomalabaricuentista... a veces.

MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com